Concejo rechaza propuesta de destitución de Administradora Municipal

Por tres votos contra cuatro el Concejo rechazó la propuesta de destitución de la Administradora Municipal, Ximena Órdenes Cordoba, luego de votar en sesión de Concejo extraordinario del 10 de octubre.

La votación se realizó a petición de los Concejales Johnny Piraino, Lautaro Correa, John Silva y Cinthy Miskulini tras solicitar a la Alcaldesa Trinidad Rojo un Concejo extraordinario para dirimir la propuesta de destitución aduciendo presuntas faltas a la probidad y transparencia en el proceso de licitación de la empresa que resultó ganadora para la mantención de las áreas verdes de la comuna y maltratos a funcionarios municipales, situación que fue negada por la Asociación de Funcionarios Municipales de La Calera.

Gracias a los votos de la Alcaldesa Trinidad Rojo, Karím Chahuan y Patricio Riveros  la Municipalidad pudo mantener a la Administradora Municipal y disipar una apretada votación.

Tras el Concejo, la Alcaldesa Trinidad Rojo indicó que “es una pena que se ponga en duda la probidad, transparencia y profesionalismo de una profesional con más de 31 años de carrera al interior del municipio, que cuenta con una vasta experiencia en asuntos públicos, un pilar fundamental de esta administración comunal”

Expresó la máxima autoridad comunal que lo que buscaba esta votación era debilitar la administración comunal para sacar futuras ventajas electorales “Entiendo esta solicitud de algunos Concejales solo como una lamentable operación política de la Nueva Mayoría, con lo cual se busca debilitar a esta Administración, para sacar futuras ventajas electorales. Al respecto, quiero señalar que con este triste espectáculo, los únicos que pierden son los vecinos de nuestra amada tierra, quienes esperan de sus autoridades que estén enfocadas en la solución de sus problemas reales y que les tocan en el día a día” concluyó la Alcaldesa.

Aspectos legales

Una situación particular se vivió en el Concejo extraordinario cuando los Concejales, que solicitaron la propuesta de remoción, pidieron que la Alcaldesa no votara en esta oportunidad entendiéndose que la máxima autoridad estaría impedida de emitir su voto.

Pero se aclaró que el artículo 30, de la Ley n° 18.695 Orgánica Constitucional de Municipal, señala que el cargo de Administrador Municipal es designado por el Alcalde y podrá ser removido por este o por acuerdo de los dos tercios de los concejales en ejercicio.

No obstante, la letra “m” del artículo 63, del citado texto legal, otorga a la autoridad alcaldicia, en lo pertinente, la facultad de convocar y presidir, con derecho a voto, el Concejo.

Además, el inciso final del artículo 86 del mismo texto, indica que “los alcaldes no serán considerados para el cálculo del quórum exigido para que el Concejo pueda sesionar, pero sí en aquel requerido para adoptar acuerdos”.

También se explica que según jurisprudencia reiterada de la Contraloría General de la República, la determinación de la expresión “concejales en ejercicio”, en el marco de lo dispuesto en el citado artículo 30 de la ley N° 18.695, solo cabe remitirse a lo señalado precedentemente, en el sentido que aun cuando el alcalde, en la actualidad, no reviste la calidad de Concejal “debe entenderse incluido para los efectos del cómputo del quórum de que se trata” y se aplica el criterio contenido en el dictamen N° 60.055 del 2015, de la Contraloría General de la República.

Debido a estos antecedentes, la Alcaldesa se sumó a la votación y los Concejales que buscaban dirimir contra la Administradora Municipal no lograron el porcentaje de dos tercios, o cinco votos, para su remoción.